News

¿Por qué amamos nuestras latas de aluminio?

By 19/10/2020 octubre 22nd, 2020 No Comments

latas de aluminio

 

Cualquier proceso industrial tiene un impacto en el medio ambiente y por eso en ocean52 nos esforzamos por minimizar nuestro impacto. Sabemos que no existe el envase perfecto y por eso en nuestro propio envase te invitamos a beber agua del grifo siempre que sea posible. Pero también sabemos que en ocasiones necesitas agua envasada y es en esas ocasiones en las que No Plastic Water te ofrece una solución más respetuosa con el océano.

 

Las latas de aluminio pueden reciclarse infinitamente sin perder calidad.

 

El aluminio puede ser eternamente reciclado para cualquier uso posterior porque no pierde calidad al ser reciclado.  Un metal maravilloso que puede ser reciclado hasta el infinito, tantas veces como sea necesario. Un metal con características extraordinarias de ligereza, flexibilidad y resistencia que puedes encontrar en la fachada del Empire State Building, en el chasis de un Ferrari, en los satélites o en la carcasa de tu iPhone.

Así que cada vez que recicles, puedes pensar en lo que puede llegar a ser. Tal vez esa lata que acabas de beber fue el ala de un avión en su vida anterior, ¿quién sabe?

 

Una lata tarda de media 60 días desde que entra en el sistema de reciclaje hasta que vuelve al lineal de los supermercados.

 

El viaje de una lata. Acabas de hidratarte bebiendo una lata de No Plastic Water. Eres de los que te has sumado al cambio por un planeta y un océano limpio, así que depositas tu lata en el contenedor de reciclaje. El camión recoge tu lata y la lleva a un centro de triaje donde separan todo el aluminio y lo llevan a una planta de recuperación de aluminio que la vuelve a fundir para producir bobinas de aluminio con las que se fabricará de nuevo otra lata. Todo esto proceso tan sólo en 60 días.  Y lo que es aún más importante, reciclando esta lata se ha reducido en un 95% la cantidad de energía necesaria para obtener una nueva lata.

 

 

proceso de reciclaje latas de aluminio

 

El 75% del aluminio extraído en la historia sigue estando actualmente en uso.

 

El aluminio fue descubierto a finales del siglo 19. Los sectores de la construcción y la automoción reciclan más del 90% del aluminio. Otros sectores, como el envasado de bebidas tienen por ahora tasas de reciclado inferiores, aunque la lata de aluminio es el envase más reciclado del mundo. El aluminio es un material muy preciado pero recuperarlo dependerá del diseño del envase y de los sistemas de reciclaje. Por ejemplo, en un envase ecodiseñado como es la lata, su tasa de reciclaje ya supera en Europa el 75%. No es así en el aluminio contenido en otros diseños de envases que dificultan su recuperación.

 

El proceso de reciclado utiliza un 95% menos de energía que fabricar una nueva.

 

El aluminio se encuentra disponible en la naturaleza en forma de bauxita, un mineral principalmente formado por óxido de aluminio, pero que requiere de un proceso de extracción para la obtención de óxido de aluminio con el grado de pureza necesario para su uso en la industria. Todo este proceso de extracción supone el 95% de las necesidades energéticas del proceso de obtención del aluminio. Por eso su reciclado tiene grandes ventajas medioambientales. Si consiguiéramos reciclar todo el aluminio que utilizamos conseguiríamos un proceso de economía circular con un 95% menos de consumo de energía.  Gracias por reciclar tu lata! Mantengamos el ciclo en marcha! #cadalatacuenta

 

 

Aluminium cans while surfing