El plástico
no es
una opciónOCean52

Productos sostenibles

«Si no hacemos nada para cambiar, los océanos se mueren”

Decir «no» a las botellas de plástico no es sólo evitar que más plástico termine en el océano. Es un posicionamiento, una llamada a la acción, una pequeña pero significativa respuesta a una crisis global. Cada minuto, el equivalente a un camión de basura lleno de plástico se descarga en el océano. Según una estimación, en 2025, los océanos del mundo podrían contener una tonelada de plástico por cada tres toneladas de peces.

El océano se está literalmente llenando de plástico y las bebidas embotelladas son uno de los mayores culpables. Es hora de actuar. Para ocean52, el plástico no es una opción. Nuestras bebidas se envasan en botellas de vidrio y en latas de aluminio.

Vidrio: antes de que existieran las botellas de plástico, teníamos botellas de vidrio… y quizás hubiéramos tenido que mantenerlo así. El vidrio es 100% reciclable, lo que significa que se puede reciclar continuamente sin pérdida de calidad o creación de desperdicios. Lo mejor de todo es que el vidrio no es poroso y es impermeable, y entonces, (a diferencia del plástico) el vidrio no modifica el sabor de la bebida.

Latas: duraderas, ligeras y 100% reciclables, las latas de aluminio son los envases de bebidas más reciclados. Fáciles de transportar y de producir, ya que sólo se necesita un 5 por ciento de energía para producir aluminio a partir de material reciclado en comparación con la producción de aluminio nuevo, las latas son el producto más reciclado del mundo.

Si aún necesitas más razones para dejar de usar botellas de plástico, ten en cuenta lo siguiente:

El 75% de las botellas de plástico nunca se reciclan: se queman, se depositan en los vertederos… o llegan al océano.

Además de tardar más de 500 años en biodegradarse, el plástico del océano se descompone lentamente en microplásticos que la vida marina y las aves pueden confundir como alimento.

El plástico de un solo uso es una adicción humana terriblemente destructiva. ¿No quieres romper con este hábito?